La música también se “toca”

Este curso es una iniciación a la música y al baile que utiliza la curiosidad “exploradora” de los más pequeños (de 1 a 7 años) para ayudarles a dar sus primeros pasos en el universo musical de una manera muy divertida.

Los niños y niñas pequeños aprenden a través de las experiencias: necesitan ver, tocar y sentir las cosas para entenderlas, especialmente cuando se trata de un concepto tan etéreo como la música. En estas clases damos rienda suelta a su curiosidad ofreciéndoles la posibilidad de aproximarse a la música desde sus diferentes vertientes: escuchando, cantando, bailando y tocando diversos instrumentos mediante juegos y actividades adecuadas a su edad.

Este contacto “directo” con la música es esencial para lograr que la interioricen y ayuda a sentar las bases para que tengan una mentalidad más predispuesta al aprendizaje musical en etapas formativas posteriores. Además, en las clases desarrollan la capacidad de atención, la escucha activa, la memoria, el oído, la motricidad, etc. Por cierto, ¿hemos dicho que también se lo pasan “bomba”?